DTV HUMOR

VITOR CRUZ

“Me entreno todos los días con la idea de ser mejor”

Tiene 31 años, llegó a Destroyers hace seis meses y en ese corto tiempo pasó a ser una de sus principales figuras. Este brasileño, con pasado por Atlético Paranaense, quiere tener un buen año para buscar desafíos más grandes.

05/03/2018
Vitor no esconde nada, dice lo que piensa y lo que siente. Quiere ayudar a que Destroyers tenga una copa internacional al año, pero también sueña con un club mucho más grande para su futuro en Bolivia. Foto: Fuad Landívar
+

Vitor Cruz de Jesús es brasileño, tiene 31 años pero corre como uno de 20. Llegó a Santa Cruz en agosto de 2017 contratado por Destroyers para disputar la Copa Simón Bolívar. Luego de un primer intento fallido por volver al fútbol grande, los cuchuquis finalmente consiguieron su objetivo en los partidos por el indirecto contra Petrolero del Chaco, donde este volante bahiano fue una de las principales figuras.

Jugó en varios equipos de su país, Atlético Paranaense entre ellos, pero admite que en ningún otro se había sentido motivado e ilusionado como ahora. “Vine para triunfar, quiero cosas más grandes para mí”, aseguró este espigado jugador, de mucha garra y trancos largos, dispuesto a cumplir sus sueños.

Sus buenas actuaciones están empezando a despertar el interés de algunos clubes grandes del país, un objetivo para el que trabaja día a día el brasileño.

Después de seis meses en Destroyers, ¿cómo estás?

Contento de estar en Destroyers, feliz por tener trabajo y estar haciendo un inicio de buen campeonato, es muy importante para mí, siempre con la fe en Dios, con la misma intensidad de todos los días para que las cosas puedan mejorar mucho más.

Las cosas se están dando hasta ahora como soñabas, ¿cómo te imaginaste al llegar?

El futbolista nunca debe sentirse satisfecho con poca cosa, siempre hay que buscar mucho más, siempre pensé así en los equipos donde estuve. Estoy trabajando mucho, enfocado en lo que hago, en lo que pienso, en lo que sueño, con la fe puesta en Dios quiero hacer un buen campeonato, primeramente, y después ya veremos lo que pasa.

¿Cómo encontraste el equipo, la ciudad, la comida?

Siempre hablo con Duarte (Carlos, su compañero de zaga) y le digo que acá el clima es muy bueno, no hace mucho frío, es muy parecido a mi ciudad en Brasil. Gracias a Dios conseguí adaptarme rápido a la ciudad, a la comida, al idioma, a las personas. Por eso estoy muy contento y espero seguir mejorando mucho más.

En este medio año, ¿cómo has encontrado el fútbol boliviano?

Desde el inicio vi que el fútbol aquí es muy pegado, de mucha marca, pero también tiene calidad, hay jugadores buenos, pero también tiene que mejorar cada día más en la posesión y pases del balón, tácticamente; físicamente los equipos son muy buenos, pero siempre hay cosas que mejorar. Yo creo que el fútbol boliviano está en un buen camino y espero poder estar acá muchos años más para ser parte de eso.

En poco tiempo hemos visto un jugador de garra, de ida y vuelta, con mucha marca y también con llegada, lo que a la gente le gusta, ¿cuál es tu objetivo?,  ¿adónde apuntás?

El año pasado llegué a Destroyers y logramos subir a la Liga, ese fue un camino muy importante en mi carrera y por eso logramos renovar por un año más. Siempre hablo con Duarte y le digo que tenemos que apuntar a objetivos más grandes, no tenemos que conformarnos solo con Destroyers, un equipo muy bueno, con buenas personas, pero tenemos que buscar algo más, por qué no un Oriente, Blooming, Bolívar, Wilstermann o The Strongest. Tenemos que querer más, no quedarnos ahí, yo estoy seguro de que puedo rendir mucho más, con trabajo, humildad y determinación. Confiando siempre en Dios, yo voy a conseguir mucho más.

A la hinchada le gusta tu entrega, ¿esa siempre fue tu característica?

Primeramente, el jugador de fútbol se tiene que cuidar mucho, yo lo hago porque mi cuerpo es la herramienta de mi trabajo, siempre fui así, un jugador que piensa que si hoy jugué bien, mañana tiene que ser mejor, corriendo y entregándome más. Quiero ayudar mucho a Destroyers, y a través de mi trabajo agarrar algo mejor para mí.

¿Qué significa Destroyers para vos?

En el poco tiempo que estoy acá, significa un equipo grande de Bolivia, me gusta leer mucho y averiguar cosas de los equipos. El año pasado tuve el placer de participar en el aniversario del club y me di cuenta de que es un club respetable y espero hacer historia jugando con esta camiseta.

Destroyers empezó con mucha gente joven, sin figuras, pero con poco está demostrando ser un equipo protagonista, ganándole a Oriente y empatando con Bolívar, en un partido casi perdido, ¿a qué se debe eso?

Al trabajo de todos. Sabemos que para otros equipos Destroyers es un equipo chico, pero en la cancha estamos demostrando que somos grandes. Lo que conseguimos hasta ahora nos tiene que servir para creer en nosotros mismos, corriendo más, siendo solidarios entre nosotros porque eso hará que seamos más grandes.

¿Vitor corre en la altura igual que en el llano?

(Se ríe) No, es diferente. Yo nunca había jugado en la altura, como en Potosí. Es muy complicado.

¿Qué se siente?

Se siente la cabeza pesada, la falta de aire. Cuando corro, como en Santa Cruz, demoro mucho en recuperarme. Fue una experiencia nueva para mí, pero es muy complicado. Creo que el equipo del llano que llega el mismo día a un estadio de altura consigue jugar a buen nivel por lo menos el primer tiempo, en el segundo se cae (se vuelve a reír). Nosotros pasamos esa experiencia contra Real Potosí, a pesar de que hicimos un buen primer tiempo.

¿Fue buena la apuesta de venir a Bolivia?

Sí, porque hablé con Renato (gerente deportivo del club) que tenía una oferta de un club de primera en Brasil (torneo estadual), pero elegí venir porque me gustó el desafío de Destroyers. Me dije a mí mismo que era una oportunidad nueva para mí porque trabajando con humildad puedo llegar a un equipo más grande.

A tus 31 años, ¿te alcanza para seguir corriendo y mostrar algo más?

Sí, porque miro bastante el fútbol de acá y veo que hay muchos jugadores de experiencia, que no es lo mismo que decir viejos. Miro mucho al capitán de Blooming, al de Real Potosí, al de The Strongest, en Destroyers también tenemos a Paz (Diego), a Lorgio (Álvarez), a Vera (Arnaldo). Todos son muy buenos. Con los años que tengo, y si me sigo cuidando, puedo llegar también a 37 o 38 años jugando en Bolivia.

Qué dice la familia, ¿te sigue, sabe cómo te está yendo?

Mi familia es bien unida, y está muy feliz, por eso estoy ansioso, hablando con Destroyers para que mi esposa y mi hijo puedan venir, así podré estar más tranquilo, concentrado solamente en trabajar y más nada.

¿Cómo imaginás tu futuro?

Sinceramente no puedo hablar sobre eso ahora porque me debo a Destroyers, no puedo pensar en ningún otro equipo. Yo tengo que seguir trabajando día a día y haciendo buenos partidos para que otros equipos me puedan ver, y quién sabe, con la fe en Dios, pueda ir a un equipo más grande.

¿Te falta algo por mejorar?

Siempre me evalúo. Me falta un poco más de pase, de marca, tener más llegada al área, patear más al arco. El jugador de fútbol no se tiene que conformar con poca cosa, siempre tiene que querer más, buscando ser mejor.

¿Lo ves a Destroyers con calidad, con equipo, para pelear por un torneo internacional?

Estaba hablando de eso. Nosotros volvimos a la Liga como un equipo chico, pero venimos haciendo buenos partidos; infelizmente perdimos dos partidos, pero perdimos jugando bien, luchando, corriendo, siempre queriendo ganar. Creo que si nosotros seguimos trabajando con humildad, podemos conseguir ese objetivo.

¿Qué hace Vitor cuando no juega o no entrena, cuando está lejos de la cancha?

Me quedo en la sede, es un lugar tranquilo, no soy de salir mucho. A veces salgo a caminar, pero es solo para relajarme y despejar un poco la mente, porque como trabajamos mucho necesitamos descansar. Me gusta hacer nuevas amistades, conociendo un poco más de Santa Cruz, una ciudad bella, muy linda.

Blooming jugará con Sport Bahía la Sudamericana, ¿conocés algo de ese equipo?

(Se ríe) Soy hincha de ese equipo en mi país. Es un club grande, bicampeón brasileño y muy respetado en Brasil. No creo que vaya a ser un rival fácil para Blooming, ni acá ni allá (Salvador de Bahía). Me llamaron de Brasil para preguntarme de Blooming; les dije que tengan cuidado porque es muy bueno, seguro va a dar mucho trabajo en Bolivia como en Brasil. Ojalá Destroyers no juegue ese día porque quiero ir a ver ese partido.

¿Qué fue lo primero que preguntaste antes de venir?

Pregunté cómo era el club, porque si dejamos nuestro país tiene que ser por algo mejor. Gracias a Dios encontré en Santa Cruz una ciudad linda, hermosa.

¿Qué te gusta más?

El clima, es muy parecido a mi ciudad, la comida es linda, pero me gusta más la salteña (risas).

¿En qué se parece tu ciudad a Santa Cruz?

En que es muy caliente, sinceramente no me gusta mucho el frío. Es una ciudad atractiva, y creo que a mi señora también le va a gustar mucho.

¿Con qué compañero te llevás mejor?

Con todos, pero con Duarte vamos a todas partes, las 24 horas, prácticamente somos como hermanos. Me parece una persona muy buena, tenemos los mismos sueños, pensamos igual. También hablo mucho con Jefferson (Tavares), Diego Paz, Daniel Saravia, con todos. Estoy muy bien acá, soy feliz.

Aparte de tu familia, ¿qué otra cosa extrañás de Brasil?

La tranquilidad en las calles, acá el tránsito es muy corrido, estresante. En Salvador igual es así, por eso no me gusta mucho la ciudad, yo nací en una isla, con mar y mucha playa, es un lugar más tranquilo. Por eso me gusta quedarme en la sede (km 71/2 al norte), allá encuentro tranquilidad, tomando tereré con Duarte.

El fútbol tiene alegrías y tristezas, ¿qué es lo más triste que te ha pasado?

Todos los jugadores pasamos por alegrías y tristezas, ahora Neymar tiene que pasar por una cirugía complicada. Yo también pasé por una de rodilla (2003) cuando jugaba en Atlético Paranaense, pero gracias a Dios la operación salió muy bien y el equipo médico en ese club me recuperó muy bien y hoy estoy jugando acá.

¿Por qué no te iniciaste en un equipo de tu ciudad?

Porque infelizmente tuve que salir muy chico, para comenzar en Internacional. Cuando se hace una carrera de futbolista hay que salir de donde uno vive porque estando cerca de amigos termina siendo mal influenciado. Gracias a Dios salí chico de la isla para vivir tres años en Porto Alegre. Gracias a ese trabajo de base conseguí hacer una buena carrera.

Diez
Recibe las noticias en tu correo




Comentarios



También te puede interesar

Bruno Bulacia dio la sorpresa de la jornada ganando la etapa. De a poco se gana un espacio entre los pilotos cruceños de élite. Foto: Jorge Gutiérrez
BULACIA
Hace 5 horasBruno, el menor de los Bulacia, sorprendió al ganar la segunda etapa Noticias Deportes
Rubén Cordano tiene el respaldo para continuar de titular en Blooming. Foto: Jorge Gutiérrez
SANTA CRUZ
Hace 5 horasEn Blooming pagaron y volvió la tranquilidad Noticias Deportes
El atacante paraguayo Pablo Zeballos es el goleador de Oriente Petrolero, con seis goles convertidos en 11 fechas disputadas. Foto: Ricardo Montero
SANTA CRUZ
Hace 5 horasOriente Petrolero apunta a dejar atrás su crisis Noticias Deportes
Asensio marcó el único gol en la victoria del Real Madrid. Foto: Internet
REAL MADRID
Hace 8 horasAsensio: "¿Balón de oro? Si llega, llegará" Noticias Deportes
Arias se lamenta tras la derrota ante Guabirá. Foto: Ricardo Montero
CLAUSURA
Hace 8 horasBolívar busca ganar para escalar en el Clausura Noticias Deportes