DTV HUMOR

MUNDIAL 2018

San Petersburgo, más argentinizada que nunca

Camisetas, banderas, bombos y entusiasmo a pleno. Los argentinos fluyen en una ciudad que sorprende. Pedido de fotografías y hasta bocinazos se escuchan como parte de apoyo a Messi y compañía

26/06/2018
La marea de argentinos en plenas calles de San Petersburgos. Foto: Fuad Landívar
+

Basta solo con presentar el Fan ID y la entrada al estadio para tener seguro un lugar en el tren que FIFA y el gobierno ruso han dispuesto para los hinchas que viajan de una ciudad a otra. Un camarote para cuatro personas, televisión, Wifi y personal atento a los requerimientos, hacen del viaje más placentero de lo habitual. Los que buscan más, tiene a disposición un vagón donde la comida y la cerveza fluye en medio de un bullicio que por momentos se torna ensordecedor.

Desde Moscú hacia San Petersburgo son ocho horas de viaje y la cantidad de camisetas de Argentina que pasan en medio del pasillo que queda libre, hace presumir que fuera un tren contratado por Macri en vez de Putin. Tras las horas de viaje el desembarco en San Petersburgo es igual de colorido, porque las maletas, las mochilas y los bolsos llevan en algún lado estampado la celeste y blanca. Hay caras de sueño, hambre y algunos que todavía siguen con los efectos de las cervezas del recorrido.

Los argentinos convulsionaron las calles y avenidas. Foto: Fuad Landívar 

En medio de la avalancha que sale de la terminal –filmada por el personal de seguridad- un par de nigerianos sonríen, chocan la mano y hasta se unen a los cánticos y saltos de los argentinos que avisan -a quienes parten o llegan-, que llegaron para el partido clave entre Argentina y Nigeria. A partir de ahí es casi normal encontrarse con aficionados argentinos. Hay una planificación y la cita está marcada para las 15:00 en el espacio que hay en las puertas del Hermitage, el histórico museo de la ciudad.

La calle Nevskiy Prospekt que es una de las más anchas y por donde fluyen brazos del río Neva -que desemboca en el mar báltico-, los argentinos son locales. La mayoría camina en medio de ofrecimientos de restaurantes, bares y night clubs, aunque a esa hora el foco está en la concentración porque a partir de ahí hay que ir al hotel donde Sampaoli, Messi y compañía, han llegado para el crucial partido. El ‘Banderazo’ se hace sentir, como si estuvieran en Buenos Aires, ante miradas entusiastas de los rusos.

En el hotel esperaron a que el equipo salga, y salió. Foto: Fuad Landívar

Desde el “vamos Argentina, sabés que yo te quiero, hoy hay que ganar… y ser primeros”, hasta el “estos putos periodistas la p… que los parió”, se escucha cantar con fuerza. De pronto es hora de marcharse hacia el hotel y se arma una marea de aficionados que ganan  las calles, las avenidas –al menos 15 cuadras repletas de personas- que originan un caos en el tráfico de la ciudad, aunque muchos, lejos de molestarse, optan por sonreír y hasta por apegarse a las ventanas y sacar fotos.

El viaje en el tren:

Dos autos de la Policía haciendo sonar sus sirenas, llegan de inmediato y piden por sus parlantes que se suban a la calzada porque el tráfico debe fluir. Nadie quiere ganarse un problema extra y terminan haciendo caso en medio de apretones, burlas por lo que dicen en ruso los policías y cánticos que hacen que las 15 cuadras de recorrido desde el museo del Hermitage hasta el hotel, se tornen cortas. El aliento es incesante y en medio del recorrido los tres vendedores en carritos de choclo, soda y cerveza terminan haciendo un negocio gigante porque prácticamente se les acaba todo.

En el hotel la concentración es masiva y se corre la vos de que “los jugadores van a salir a saludar”. Eso hace que el paso de don Hernán, -que empuja la silla de ruedas de su hijo Martín de unos 10 años-, se apresure, hay ilusión de alentarlos de frente más allá de la decepción que han sentido en los dos anteriores partidos. En las afueras y ante tanta euforia, algunos jugadores se ven obligados a salir luego de saludar desde las ventanas de sus cuartos y de desplegar incluso la bandera de su país.

El aliento en la previa a visitar el hotel:

Los hinchas piden a Messi pero el 10 no sale, aunque el arquero Nahuel Guzmán opta por agarrar un bombo y enchufarse en la fiesta. Los trapos desplegadas con la cara del capitán y el ‘te bancamos a muerte’, se lee en los que han sido extendidos en una de las paredes de la zona. La ilusión de los hinchas no se pierde y luego del aliento, toca regresar, ya con otra sonrisa, con otro entusiasmo. “Al menos salieron los sin vergüenzas estos”, se escucha. Los argentinos retumbaron en San Petersburgo y esta tarde ante Nigeria se juegan la ‘vida’ en Rusia 2018.

Manos en alto y aliento sin parar. Así fue el banderazo. Foto: Fuad Landívar

Diez
Recibe las noticias en tu correo




Comentarios



También te puede interesar

Fernando Alonso, piloto español. Foto: AFP
FÓRMULA 1
Hace 5 horasAlonso pasará unos días en Japón antes de su adiós Noticias Deportes
FÚTBOL
Hace 5 horasQuería vender sus juguetes para conocer el Monumental Noticias Deportes
Los jugadores de la academia celebrando la victoria. Foto: Olé
SUPERLIGA
Hace 6 horasAtlético Tucumán ganó y quedó escolta de Racing Noticias Deportes
Kane celebra su gol frente a Croacia, por la Liga de Naciones. Foto: AFP
LIGA DE NACIONES
Hace 6 horasInglaterra y Suiza, a la fase final, frustran a España y Bélgica Noticias Deportes
Óscar Munguía jugador desaparecido del Deportivo Vida. Foto: Internet
FÚTBOL
Hace 6 horasAcribillan a un futbolista en Honduras Noticias Deportes