DTV HUMOR

MUNDIAL 2018

Messi, destruido, sin consuelo tras la eliminación

Se paró por varios minutos en el centro y solo miró al cielo y hacia arriba. Caballero lo intentó levantar, pero estaba claro su dolor. Argentina quedo afuera y Messi también
30/06/2018
El desconsuelo es total. Rusia 2018 perdió a una de sus figuras. Foto: Fuad Landívar (Kazán)
+

Se escucha el pitazo final y a partir de ahí comienza otra historia. Argentina ha quedado fuera y Lionel Messi lo sabe, es el primero en ser impactado. Se desploman Fazio, Banega, Di María y él opta por caminar, a paso lento, sin encontrar consuelo y se detiene a solo un metro del círculo central. Nadie lo abraza, nadie se le acerca; los demás están como él, con el dolor a flor de piel tras ser eliminados de Rusia 2018.

En medio de ese cuadro los franceses saltan de alegría cerca de él, pero Messi parece una estatua, mira hacia arriba, se toma la cara y busca una explicación. Desde el banco francés sale Mbappé (a caso el suscesor de su trono) y Messi está como atravesado en su camino; se detiene le da la mano, lo abraza y opta por continuar para no perderse un solo minuto del festejo. Hasta ahí hay una cámara que no desprende a la ‘Pulga’.

Una imagen más que mil palabras. Foto: Fuad Landívar (Kazán)

Ningún argentino lo abrazó o lo consoló aún, aunque pocos minutos después ya no está solo porque a la derecha yace Banega y al otro lado Tagliafico. El rostro de Messi tiene fatiga y lo sabe Mascherano que camina lento para detenerse a unos metros, pero no cruza palabra porque otro grupo de galos viene a brincos y antes de llegar a ‘su fiesta’ se detienen para darle la mano a Messi que extiende la mano.

De pronto queda solo junto a Banega, mira al cielo, vuelve a tomarse la cara y baja la vista. Wilfredo Caballero –el arquero suplente- se da cuenta de la situación y sale disparado desde su sitio para ir a consolar a la ‘Pulga’ que está destruido; intenta levantarlo, le habla al oído y luego lo suelta. Messi ya no está solo, el resto de sus compañeros tampoco se mueve del centro; unos lloran otros solo se abrazan.

Quizá el mayor consuelo en ese instante se lo lleva Mascherano porque saben que fue su último Mundial, como que pocos minutos después se confirmó que renunció a la selección para “convertirme en un hincha más”, como el mismo lo dijo. Sampaoli, el técnico argentino, ya no está, aunque el que aparece es Didier Deschamps, el DT galo que opta por acerca a Messi, lo abraza, le toma la cabeza y continúa en su paso.

Messi (centro) destruído tras la eliminación. Foto: Fuad Landívar (Kazán)

En las graderías hay un desconsuelo total de los aficionados albicelestes. Coparon el Kazán Arena, hicieron rugir al estadio como en Buenos Aires –sobre todo tras el 2-1 parcial de Mercado- pero en algún momento se tienen, como presintiendo lo que se venía, como si alzaran la voz pero con timidez –distinto a lo que sucedió con Nigeria-. Hay lágrimas, un destemplado canto de “vamos Argentina” que no satisface.

Hasta ahí hay transcurrido siete minutos desde que el iraní Alireza Faghani diera por concluido el partido y antes de que el resto del público se marche, los jugadores en pleno levantan la mano, saludan y optan por marcharse. Los primeros en salir son Messi, que se saca el cintillo de capitán y camina a paso lento, como arrastrando mil kilos en las piernas, mientras la cámara lo sigue, no lo suelta hasta entrar al túnel.

A unos metros en los banquillos de prensa del estadio Kazán, los periodistas hablan de fracaso y otros que no es solo culpa de los jugadores. Hay dardos hacia Messi, pero sobre todo para Sampaoli y Chiqui Tapia (presidente de AFA) por el manejo de los últimos años. A algunos les brota alguna lágrima de bronca, elevan la voz que  choca con la música que se escucha en un estadio que en esta jornada, pareció un funeral.

Hay hinchas que intercambian sus historias, que llegaron como pudieron a Kazán porque no había pasajes en tren, en bus ni en avión y que tuvieron que recurrir a los servicios privados de gente que venía hasta esta ciudad –sobre todo desde Moscú- para ser testigos de otra hazaña como contra Nigeria. Las gradas lucen vacías, solo la seguridad está tras 45 minutos de la victoria de Francia o la eliminación argentina.

En las graderías rojas se lee Kazan y resaltan a la vista. Quedará en la historia, como testigo en solitario donde la selección argentina que comandó Lionel Messi, quedó eliminada de la Copa del Mundo. ¿La última para la Pulga? Solo él sabe. Lo que está claro es que acabó golpeado, como el resto de los aficionados cuyas lágrimas hicieron un camino en las caras pintadas para diluirse por las mejillas.

Diez
Recibe las noticias en tu correo




Comentarios



También te puede interesar

Miguel Suárez, volante ofensivo de San José. Foto: Etzhel A. Llanque
ORURO
Hace 4 horasSuárez suena en San José Noticias Deportes
Del partido entre refineros y lilas en Potosí. Foto: ADE marketing deportivo
POTOSÍ
Hace 4 horasBaja recaudación en el Real Potosí-Oriente Noticias Deportes
Noel Sanvicente entrenador venezolano. Foto: Internet
LA PAZ
Hace 4 horasSanvicente dirigirá al Tigre, según medios venezolanos Noticias Deportes
Plantel de Universitario reunido con Romero. Foto: Archivo Correo del Sur
FÚTBOL
Hace 6 horasUniversitario ingresa en paro Noticias Deportes
Llop remplazó a Clausen, que también se fue por los malos resultados. Foto: EL DEBER
FÚTBOL
Hace 7 horasAsí fue la despedida de Llop de Oriente Noticias Deportes